Noticia

Impresión 3D, indispensable en el desarrollo de la robótica y la IA

impresión 3D en robótica e IA

La impresión 3D permite abaratar costes en el desarrollo de prototipos de robots

Hace algunos años, nos sorprendía la noticia del agricultor de Guadalajara que, gracias a la impresión 3D, había conseguido salvar su cosecha. En plena campaña de recogida del trigo, una de sus máquinas recolectoras había sufrido una avería y su proveedor local no le podía facilitar la pieza nueva antes de quince días. Ante una cuenta atrás en la que todo auguraba una cuantiosa pérdida económica, por medio de la impresión en 3D, consiguió sustituir la pieza maltrecha de su cosechadora y así salvar la campaña.

Sin lugar a dudas, eran los primeros pasos de este importante avance tecnológico al que todavía no se le vislumbraban las numerosas aplicaciones que ha alcanzado en unos pocos años.

A día de hoy, es un hecho consumado que la impresión en 3D ha venido para quedarse. Las aplicaciones de la impresión en 3D en el desarrollo de la robótica y la Inteligencia Artificial (IA) ayudan a aumentar la productividad, promover la sustentabilidad y la sostenibilidad. Sin ir más lejos, Evocato 360 es un proyecto que cuenta con el apoyo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y se centra en el desarrollo de una herramienta capaz de detectar el punto óptimo de maduración del aguacate. De esta manera, se conseguirá reducir los costes de producción, mejorar las cualidades organolépticas en que el consumidor recibe el producto, minimizar el impacto sobre el entorno natural del cultivo de aguacate y, finalmente, incrementar la competitividad de la industria y empresa agroalimentaria.

Una iniciativa, en definitiva, que no sólo pone de manifiesto que impresión en 3D va estrechamente ligado al desarrollo de la IA y la robótica, sino que busca nuevos modelos de producción basados en la mejora de la competitividad pero desde una perspectiva sostenible.

Aportaciones de la impresión 3D en el desarrollo de la IA y la robótica

Concretamente, por medio de la impresión en 3D se puede alcanzar un nivel de precisión que la hacen óptima para la creación de todo tipo de prototipos de robots y maquinaria. De esta manera, no sólo se consigue abaratar costes sino también disminuir considerablemente el desperdicio. En definitiva, una rentabilización del desarrollo de la robótica y la maquinaria quizás sin precedentes.

Así, por medio de técnicas como el Láser de Metal Directo (DMLS) o la Deposición de Energía Dirigida (DED), los accesorios o piezas metálicas de un robot pueden resultar mucho más baratos que con los métodos convencionales de prototipos. Por otro lado, no hay que olvidar que la impresión en 3D en este cometido ayuda considerablemente a reducir el nivel de desperdicio. Un aspecto indispensable si queremos asumir nuestros compromisos en materia de desarrollo sostenible.

En cuanto a las aplicaciones de la Inteligencia Artificial o la robótica al sector agrícola, estas pueden ir encaminadas desde el aumento de la capacidad de la maquinaria o la automatización de un proceso, hasta la recopilación de datos de análisis precisos sobre el punto exacto de maduración o condiciones del suelo. Pero no hay que perder de vista tampoco la gestión de la calidad y seguridad alimentaria y las aportaciones que se pueden hacer en materia de gestión del agua.