Noticia

Avocado360. No es magia, es Inteligencia Artificial

punto de maduración del aguacate

Una app móvil y un sensor no invasivo detectará el punto de maduración del aguacate

Observar el color, averiguar si al tacto está tierno pero tibante… Estos son algunos de los métodos de los que se vale el consumidor para descubrir si el aguacate que está llevando a su mesa está en su grado óptimo de maduración. Pero ¿y si de alguna manera se pudiese evitar ese ritual sabiendo con seguridad que ya está en su punto exacto para hacer del consumo una experiencia agradable? ¿Y si, además, te dijésemos que esa magia existe y que la Inteligencia Artificial (IA) y el machine learning lo hacen posible?

Ese objetivo está, cada día, más cerca de ser una realidad gracias al proyecto Avocado360. Una iniciativa en la que están participando la Universidad de Granada (UGR), la cooperativa agrícola Grupo La Caña, Grupo Nazaríes, la Fundación I+D del Software Libre (FIDESOL) y Terceto Comunicación. Un grupo de empresas coordinado por el paraguas de OnTech Innovation, que es el mayor clúster tecnológico de Andalucía.

Así, por medio del análisis de diversos parámetros donde entran en juego no solo los datos recogidos del propio aguacate, sino las condiciones fenológicas del suelo y los factores climáticos, se conseguirá determinar su grado de maduración.

En el punto óptimo de maduración

Pero ¿Cómo se materializará esa toma de datos y de análisis de los datos? Para ello, los socios del proyecto Avocado360 han desarrollado una app móvil, en primer lugar, desde donde se gestionarán esos datos y, en segundo lugar, un sensor no invasivo. Este último tiene unas dimensiones similares a las de una pistola lectora de códigos de barras.

Su funcionamiento es muy sencillo. Para comenzar las lecturas, bastará con adherir el sensor al teléfono móvil y realizar un emparejamiento vía Bluetooth. A continuación, una app móvil se encargará del procesamiento de todos los datos. Por lo tanto, será tan fácil como acercar el sensor no invasivo al fruto y esperar unos segundos a que la app procese los valores colorimétricos para arrojar una determinación de la materia seca. Es decir, la cantidad de sólidos que contiene el aguacate, tras la deshidratación de su pulpa. Un valor que determina las cualidades organolépticas del fruto.

Todos los datos se podrán compartir con otros productores de aguacates o incluso con los departamentos de logística, calidad o trazabilidad por medio de la tecnología Cloud que también incorpora la app móvil.

Beneficios en productividad y sostenibilidad

La posibilidad de compartir esos datos y el saber de manera 100% cierta si el aguacate está en su grado óptimo de maduración no serán los únicos beneficios que aporte Avocado360 al productor. Y es que, en primer lugar, la app móvil permite también guardar los datos y organizarlos por lotes o por fincas, por citar algunos ejemplos. Además, como cada mercado demanda un tipo de maduración diferente, el productos podrá adaptar los tiempos de producción, manipulado y logística para ofrecer la mayor calidad y durabilidad posible.

Por otro lado, el pasar de un proceso que en la actualidad es manual y costoso, supondrá grandes beneficios económicos, que se verán traducidos en la competitividad de las empresas. En definitiva, unos beneficios que también repercutirán en el consumidor final que llevará a su mesa aguacates con todos los estándares de calidad y trazabilidad y en su punto óptimo de maduración, que es lo que hace de este producto un fruto verdaderamente apreciado.