Noticia

La prevención y contención de la sequía pasan por la digitalización del regadío

sequía y digitalización del regadío

La IA, el Big Data y las redes 5G ya están en marcha para conseguir la digitalización del regadío

A pesar de que las lluvias que tuvimos durante los meses de marzo y abril ayudaron a la sequía, la situación que atravesamos es crítica. Las reservas de agua de nuestros pantanos y acuíferos están lejos de la media de los últimos cinco años. Según datos facilitados por el Ministerio de Agricultura, la pluviometría ha descendido desde febrero un 38%, con respecto a los últimos 50 años.

Se impone, por lo tanto, buscar fórmulas alternativas que ayuden a hacer una gestión más responsable y eficiente de los escasos recursos hídricos. En este sentido la digitalización del regadío es una necesidad imperiosa, donde la Inteligencia Artificial (IA), el Big Data o las redes 5G ya están jugando un papel determinante.

Un claro ejemplo de esa digitalización del regadío la encontramos en los Campos de Cartagena donde el análisis de los estados fenológicos de los cultivos y las condiciones ambientales determinan cuándo es necesario aplicar el riego. Este sistema, además, establece cuándo el suelo va a recibir los recursos hídricos de manera más fructífera.

Por su parte, CropSense es una plataforma que parte del análisis de modelos físicos del comportamiento de los cultivos. Para ello, han sido necesarios nada menos que cinco años de tomas de datos en fincas. Una información que ha dado lugar a una serie de algoritmos que ofrecen información de la cantidad de agua que necesita cada sector de la finca, en todo momento. Atrás quedan, por lo tanto, esos tiempos en que el riego consistía en anegar de agua la finca por completo, fuese o no necesario, y de manera homogénea.

Sostenibilidad y optimización de los cultivos

Esta digitalización del regadío no sólo permite un ahorro de este preciado y escaso bien, sino que también supone una optimización en el rendimiento de los cultivos. Como decíamos, no es lo mismo regar por igual una finca entera, que solo aquellos sectores donde es necesario. A este ahorro en recursos hídricos hay que sumarle la reducción de los tiempos y, por supuesto, la versatilidad que ofrece la digitalización de los datos tanto para futuras líneas de actuación como para otras líneas del negocio.

Esta misma versatilidad la encontramos también en la herramienta Avocado360 que desarrollan, en colaboración, la Universidad de Granada (UGR), el Grupo La Caña, OnTech Innovation -el mayor clúster tecnológico de Andalucía-, la Fundación I+D de Software Libre (Fidesol) y Grupo Nazaríes IT. El proyecto, además, cuenta con el apoyo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Avocado360 no sólo toma datos en lo que al grado de madurez del aguacate se refiere, sino que permite almacenarlos por medio de la tecnología Cloud para compartirlos con otros productores u otras líneas de negocio.

Solo por medio de la digitalización de las tareas agrícolas se conseguirá dar el salto hacia un sector competitivo, productivo y que, sobre todo, responde a la creciente demanda de productos pero de una manera sostenible.